Monterroso y la bella durmiente

Cuando despertó, el príncipe ya no era tan azul.
14 palabras


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: