El amor es refugio.
La soledad es intemperie.
La escritura es ambos al mismo tiempo.

Si un sí o un no pueden cambiar una vida, una historia puede ser contada en pocas palabras

…o para leer sentado. Con música, o sin ella. En voz alta o en silencio. En cualquier caso, no te llevarán mucho tiempo.