El amor no se compra, ni se encuentra, ni se logra. Se cae en él como en cualquier otro precipicio.

 

1 comentario en “

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: