Depositados
entre los omóplatos,
los besos rodaron
sin rumbo fijo.

10 palabras


2 comentarios en “”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: