Adiestramiento

Los lanzaban al mar. Antes de que cumplieran cinco años, los arrojaban a los brazos de las olas para que aprendieran a navegar en ellas por sus propios medios. Aunque la mayoría adquiría la destreza necesaria con estos métodos, uno de cada cien niños desarrollaba miedo al agua. De cada mil, uno o dos sufrían erupciones en la piel. Sólo uno entre un millón se convertía en sirénido.

9 comentarios en “Adiestramiento

  1. En promedio, creo que no está nada mal, un sirénido entre un millón es más de lo que yo podía suponer.
    Un saludo.
    Humberto.

  2. Luisa: ten los ojos bien abiertos, nunca se sabe!

    Sucede y María Luisa: muchísimas gracias!!

    Verónica: muchas gracias, y bienvenida. Pasaré a verte.

    Humberto: Sí, yo también me sorprendí! :o)

    Muchísimas gracias a todos por venir. Un abrazo para cada uno!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: